La “construcción con bajo nivel de polución” es fácil con los materiales de aislamiento correctos

La “construcción con bajo nivel de polución” está adquiriendo cada vez más importancia en el sector de la construcción. Esto sucede tanto en la construcción privada de casas y apartamentos como en la de oficinas, espacios comerciales e instalaciones públicas. Los expertos del sector perciben una auténtica “tendencia” hacia un enfoque con bajo nivel de polución en la construcción. Existe una variedad de conceptos de aislamiento prevalentes en el mercado diseñados para obtener un alto nivel de eficiencia energética y garantizar que el máximo posible de energía utilizada se mantenga en las áreas habitables y laborales. No obstante, en muchos casos, algunos de los materiales utilizados no cumplen con las especificaciones para construcción con bajo nivel de polución. Por tanto, existe la posibilidad de que los agentes contaminantes floten hacia el aire y se mantengan allí.

Esta situación es especialmente delicada teniendo en cuenta que pasamos gran parte de nuestras vidas en espacios interiores, lo cual significa que, a la hora de construir y utilizar un edificio, es crucial que éste no represente ningún tipo de riesgo para la salud debido a agentes contaminantes. En particular, los empleados deben ser conscientes de que la higiene y confort de una habitación pueden contribuir al bienestar y rendimiento de las personas. Además de ser económicamente positivo, esto también ofrece otra ventaja importante, ya que se registran niveles comparativamente bajos de enfermedades en edificios de oficinas con bajo nivel de polución. El uso y manejo de los materiales de construcción con bajo nivel de polución es también un requisito esencial para la prevención de reacciones alérgicas, y por tanto la conservación de la salud y capacidad de trabajar.

Sin agentes contaminantes: el objetivo de proyectistas y directores

Las especificaciones legales como la Regulación Europea para Productos de Construcción (European Construction Products Regulation) y certificaciones como BNB, DGNB, Sentinel Haus Institut o Minergie-Eco también consideran la construcción con bajo nivel de polución un tema relevante. En nuevas construcciones, resulta inherentemente ventajoso que los parámetros de higiene estén definidos por el comitente desde el momento de la licitación y encargo, y luego verificados en el traspaso del edificio. Para los proyectistas, esto significa que el desarrollo del producto debe centrarse en la eliminación de agentes contaminantes desde el principio, siempre que sea posible. Eliminar con posterioridad agentes contaminantes que ya han penetrado en el edificio suele requerir mucho tiempo y dinero.

Decidirse por la construcción con bajo nivel de polución marca una gran diferencia especialmente en edificios no residenciales con sistemas de ventilación. En este proceso se utiliza como base el nivel de contaminación del edificio, la norma DIN EN 15251 “Ventilación de edificios no residenciales”. Si se toman en cuenta los requisitos de “contaminación baja” o “contaminación muy baja” en una etapa tan temprana como con los sistemas de ventilación, el diseño del sistema puede ser más pequeño. En consecuencia, hay un importante ahorro en potencia para el edificio.

Kaimann: compuestos de aislamiento con nivel de polución inherentemente bajo

La Asociación Europea para la Construcción Saludable e Higiene de Espacios Interiores (EGGBI) también ha establecido criterios además de las sustancias ya controladas (compuestos orgánicos volátiles (VOCs) y formaldehído) que permiten determinar que un edificio es de bajo nivel de polución. Los materiales de aislamiento Kaiflex tienen en cuenta dichos criterios. La siguiente lista ofrece una vista general de los criterios cumplidos por los materiales de aislamiento Kaiflex, y explica por qué son adecuados para la construcción con bajo nivel de polución.

 

Requisitos fundamentales para pruebas

Materiales/accesorios de aislamiento Kaiflex

Formaldehído

El formaldehído, gaseoso a temperatura ambiente, es una sustancia con un olor acre e irritante. La inhalación de formaldehído durante un periodo prolongado de tiempo puede provocar síntomas como reacciones alérgicas, irritación de los ojos, piel y vías respiratorias, dolores de cabeza y fatiga. Desde 2014, esta sustancia está clasificada como carcinógena. Sus principales áreas de uso en el sector de la construcción son barnices, adhesivos y materiales de aislamiento fibrosos.

Los materiales de aislamiento Kaiflex de caucho sintético no contienen formaldehído.

Compuestos Orgánicos Volátiles (VOCs)

Los compuestos orgánicos volátiles toman forma gaseosa a temperaturas bajas. Provocan irritación en las mucosas, mareo, fatiga, náusea y (en casos graves) daños en los órganos. Sus principales áreas de uso en el sector de la construcción son barnices, adhesivos, decapantes y disolventes.

Los adhesivos Kaiflex no contienen VOCs y son ideales para uso con materiales de aislamiento Kaiflex.

Moho y sus esporas /gases (compuestos orgánicos volátiles micóticos (MVOCs))

La formación de moho se produce cuando los materiales de construcción están expuestos a altos niveles de humedad durante un periodo prolongado de tiempo, y/o existen diferencias de temperatura, como en tuberías y la temperatura ambiente. El moho segrega esporas y gases volátiles en el aire, los cuales pueden provocar reacciones alérgicas, irritación en los ojos y enfermedades respiratorias.

El caucho sintético de célula cerrada de los materiales de aislamiento Kaiflex los hace resistentes a la humedad, y por tanto resistentes a los hongos y bacterias.

Polvo de fibra y polvo fino

El polvo fino y las fibras minerales artificiales (AMF) pueden penetrar en los pulmones por las vías respiratorias y provocar cáncer. No obstante, los AMFs clasificados como seguros no provocan cáncer y pueden utilizarse sin miedo.

Los materiales de aislamiento Kaiflex son de célula cerrada, y por tanto esencialmente no contienen polvo ni fibras.

Metales pesados

Los metales pesados no se deterioran en los organismos, y pueden acumularse en la cadena alimentaria. Aparte del hierro, todos los metales pesados son, en mayor o menor grado, peligrosos para el medio ambiente y la salud, con diferentes relaciones dosis-efecto. Tienen efectos específicos en los órganos, por lo que provocan diferentes grupos de síntomas. (1)

Los materiales de aislamiento Kaiflex no contienen metales pesados (como cadmio o plomo).

Legionella

Las bacterias Legionella se propagan en aguas residuales de tuberías estancadas durante un periodo prolongado de tiempo. Si el agua no se calienta a 60°C, las bacterias sobreviven. Entonces, el agua en sí no es peligrosa, sino el vapor, que al inhalarse puede provocar la enfermedad del legionario (inflamación de los pulmones).

Los materiales de aislamiento Kaiflex garantizan que la temperatura de las tuberías se mantenga constante, y no ofrece ninguna base nutricional para las bacterias.

Ruido

La contaminación acústica se produce como resultado de un mal aislamiento de suelos, paredes, techos y tuberías. El ruido de fondo que ello produce puede afectar a la concentración y al bienestar.

Los materiales de aislamiento Kaiflex contribuyen al aislamiento acústico en tuberías, canales de aire y sistemas técnicos como aire acondicionado, calefacción y salas de control, y garantizan el cumplimiento de los requisitos reglamentarios.

(1) www.wecobis.de

Documentación de productos de construcción

Con el propósito de verificar y documentar que los productos de construcción sean de bajo nivel de polución, los fabricantes pueden solicitar la documentación necesaria si el producto de construcción se distribuye en Europa. Dicha documentación incluye:

  • La aprobación de la inspección general del edificio
  • La declaración de rendimiento
  • La ficha técnica
  • La ficha de datos de seguridad

Por supuesto, Kaimann proporciona toda la documentación obligada. Puede acceder a ella en cualquier momento en nuestra área de servicio.

 

 

Últimas noticias de Kaimann